by

a3

 No todo es notas sobre discos nuevos, fiestas y la banda del año. Algo pasa allá afuera, alla abajo. Pensamiento surgido el 31 de octubre.

415182371_bc62af0b16                                     Foto: Molosha

      “Metro como la vida, con sus altas y bajas, con todo y nada. Con tiempo de sobra y tiempo de resta, para acompañar a el o a ella y llegar a donde vas. No sabe nada de ti y te conoce tanto, no te preguntas como anda de aqui a alla y lo ves todos los dias. Todos. Juntos y separados. El niño que llora, la mama que trabaja, el abogado que corre, la tortillera que vende (o intenta hacerlo). Tropiezos, empujones, jalones, ones, ones. Suena la guaracha, la compran las muchachas. Pide el niño un centavo y las miradas ruedan, rodan, roban. Roban pena ajena, roban un espacio a donde voltear la cara. Suena Led Zepellin y suena la Filarmonica. Te canta Ana Gabriel y Juan Gabriel. Las medallitas y sus santos brillan. Las pulseras de plata brillan. Las caras tristes y corazones pobres se ajustan al meser que regalan las vias, el camino lineal. Personas sin manos, sin ojos, sin dientes, sin piernas, sin consciencia ni futuro. Dejaron la vida en alguien mas, dejaron los suspiros en el caminar para llegar hasta su hogar ( si es que tienen). Olvidaron que tienen nombre, recordaron el hambre, recodaron alguna vez que podian decir no, podian decir si, lo recordaron y lo olvidaron. El hambre se hiso mas grande, se comio el individualismo que fue remplazado por la necesidad de existir, de aguantar la vida y poder seguir, seguir, seguir, seguir. Yo recorde que son personas, aunque no tengan ojos, ni manos, ni dientes ni pierna. Me di cuenta que podia encontrar una sonrisa escondida en esa mirada, muy lejos, muy lejos. Pense en un futuro maldito en la cara de esa niña y de la otra, y de su hermano, y su mama y el papa que no existe. Tambien pense en la suerte, en la linea del tiempo, imagine su rutina cuando cambiaron de vagon. Deberia existir una regla que obligara a todos los ciudadanos a meterse al metro una vez a la semana, como minimo. Realidad. Verdad. Crudeza. Tristeza. El metro, sin agua ni luz, ni cielo, ni sol, ni luz, ni agua, ni cielo es el reflejo por excelencia de esta vida con tantos extremos.”

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: